or Login

En la elección, la estética es lo de menos

Un error habitual a la hora de comprar casa es fijarse en los detalles de “cosmética”, como el color de las paredes o el estado de las alfombras, en lugar de tomar en cuenta lo realmente importante, eso que determina la calidad y el valor de la propiedad. Cómo hacer para no equivocarse al elegir una casa, cuáles son los elementos que hay que tomar en cuenta al recorrerla, y a cuáles hay que darles importancia, son las preguntas ahbituales de los primerizos.

Las casas tienen no sólo problemas sino también virtudes propias que ninguna reforma del mundo puede modificar. “Antes de comprar, hay que examinar muy de cerca algunos elementos que hacen a la estructura física”, dice Christine Hansen, presidente de Realtor Association of Greater Fort Lauderdale.

Antes que nada, obviar los aspectos cosméticos, ya que lo habitual es que el comprador desee hacer cambios personales en su nueva casa. Por eso hay que olvidarse de las paredes y las alfombras, que seguramente serán cambiadas.

El primer paso es analizar la planta de la propiedad. “Muchas cosas pueden ser cambiadas después de la compra —advierte Hansen-, pero la planta predetermina todo, aún cuando el comprador esté dispuesto a invertir en una reforma grande”.

Lo mismo se aplica a la locación: no puede ser cambiada.

Hay que prestar atención además a las condiciones globales de la propiedad, es decir, si ha sido bien mantenida, si se la ha actualizado, si se le han hecho renovaciones funcionales. Todo esto afecta la habitabilidad.

Es fundamental pensar si es confortable para vivir o si necesita una reforma antes de la mudanza. La respuesta determinará si el precio pedido es razonable o hay que renegociar.Hansen le da también mucha importancia a determinadas características, como las condiciones de la estructura, el estado del techo y si hay signos de termitas u otras infestaciones.

“Si se busca un apartamento, es muy importante tomar en cuenta la configuración del resto de los apartamentos en el edificio”, dice Jacky Teplitzky, vicepresidente ejecutiva de Prudential Douglas Elliman y experta en Bienes Raíces de Manhattan.

Si lo que se busca es un apartamento de tres dormitorios, no hay que comprar en un edificio en el que la mayoría de los apartamentos son de uno o dos dormitorios. No es fácil alterar la estructura de un plano sin hacerle algún ‘daño’ al diseño y la funcionalidad original. Además estas reformas suelen ser adecuadas para tu familia pero pueden volverse en contra a la hora de vender.

Es mejor buscar en lo posible un diseño convencional, que no resulte complicado o extraño. Por ejemplo, no es agradable entrar a un apartamento y chocarse primero con la cocina.Considerar seriamente la importancia de tener la lavadora y la secadora incluida en la unidad habitacional. Muchos condominios a la venta son tranformaciones de edificios de renta que tienen un área común para el lavado de la ropa.

Analizar la conveniencia de contar con ciertas amenidades en el edificio. Hoy, muchísima gente necesita bastante más que un encargado y busca conserje, gimnasio, almacenaje general, almacén de bicicletas, piscina, área de recreo para los niños, seguridad 24 horas, entre los servicios más comunes.

Por último, informarse sobre las reglamentaciones, por ejemplo, si permiten animales o aceptan alquiler.

“Si la idea es comprar en un condo o una asociación de propietarios —agrega Hansen— es fundamental también averiguar si existen gravámenes pendientes y si se ha previsto un fondo de reserva suficiente para eventuales reparaciones futuras.

Otra cosa a tener en cuenta a la hora de comprar un apartamento es el uso de los elevadores. Hay edificios viejos que todavía cuentan con sistemas que requieren reparaciones constantes. Por un lado esto puede provocar un aislamiento constante (ya sea arriba o abajo) en el caso de comprar en los pisos más altos. La molestia suele ser grande, sobre todo si hay en la familia personas ancianas que no pueden hacer el esfuerzo de usar las escaleras o también, niños muy pequeños.

Así como existen determinados rasgos de una casa que no pueden ser modificados, también existen los que ponen ciertas limitaciones a futuro.

Jason Braford, director de distrito en Las Vegas para el servicio de Bienes Raíces ZipRealty’s, comenta que para hacer un diagnóstico sobre la estructura física de una casa y las posibilidades que ofrece hay que chequear si hay pisos de buena madera debajo de las alfombras. En muchas remodelaciones de casas antiguas, en los años ’70, se taparon maravillosos pisos de madera, que hoy podrían reciclarse.

Recorrer la casa en un día de lluvia, pueden salir a la luz muchos problemas. También hay que asegurarse de que los armarios tienen suficiente espacio, no sólo por tamaño sino también por organización.

Asegurarse de que las necesidades del jardín sean manejables, es decir, cuánta atención, tiempo y presupuesto requerirá.Sobre todo, tener claro que el espacio de la casa está relacionado con las verdaderas necesidades.

Por último, también es importante un examen de lo que rodea a la casa, para detectar problemas que pueden afectar el valor y la habitabilidad. Por ejemplo, vecinos que no cuidan la limpieza, frentes deteriorados o poco cuidados, o un barrio peligroso con alto porcentaje de delito.

 

 

« Go back to the news

THE JACKY TEPLITZKY  TEAM

THE JACKY TEPLITZKY TEAM

At Douglas Elliman Real Estate


575 Madison Ave

New York, NY 10022

Office: 212.891.7263

Mobile: 917.697.5457

 

1111 Lincoln Rd #805

Miami Beach, FL 33139

Office: 786.300.6334

     

 

CONTACT ME

Email us »

Download vCard »

 

or Login